COCO » Beneficios, propiedades, calorías y formas de consumirlo

El coco es una fruta completamente tropical, que proviene de una palmera denominada Cocos nucifera y de su tipo es una de las más cultivadas a nivel mundial.  A pesar de que en su contextura  externa es prácticamente una cascara muy dura  de color marrón y peluda, por dentro contiene una carne blanca de un sabor muy particular y agradable. Es de hacer notar que cuando este fruto está tierno, la carne blanca va acompañada de un líquido lechoso que es altamente aprovechado en muchas culturas.

Al estudiar con detenimiento esta fruta tropical, sorprende los beneficios y propiedades que puede tener, además de darle  un toque de  buen sabor a las comidas y postres alrededor del mundo.

Beneficios que contiene el coco

Este fruto es un sinónimo de salud, sus beneficios son muy amplios aunque podemos  destacar que representa una gran  fuente de vitaminas C, B1 y B2, además de contener minerales como el  Potasio, calcio, hierro y fósforo. Su gran contenido de fibras  le añade otro atractivo al ayudar a prevenir el estreñimiento.

Las diferentes formas de consumir el Coco

Antes que nada debemos elegir un buen coco a la hora de comprarlo, lo ideal es escuchar cómo suena el movimiento de agua en el interior del mismo, si no se escucha es un indicativo de que ya se pasó de maduro y puede estar rancio.

El coco se debe abrir cuando se va a consumir, si se quiere preservar el mismo, lo ideal es no tocarlo,  porque un coco sin abrir puede  conservarse hasta por dos meses.

Otra particularidad antes de consumirlo es que nos toca una tarea que no es muy fácil, abrirlo o picarlo, todo depende del estado en que se encuentre.

Abriendo un coco Seco

Cuando realizamos esta actividad debemos tener precaución, evitar que estén cerca los niños y proceder a alguno de estos métodos:

  1. Lanzar el coco contra el suelo con mucha fuerza, aspirando que se cuartee y por allí lo podamos abrir.
  2. Calentar el coco un poco en el horno, hasta por unos diez minutos,  para luego envolverlo en una toalla y golpearlo con un martillo o algo sólido.
  3. Colocarlo sobre una base y golpear una de las puntas del coco con un cuchillo grande o machete.

Consumiendo el coco Crudo, cocido o líquido

Una vez abierto el coco podemos decidir cuál va a ser su destino, tomando en consideración que existen muchas maneras de consumir este fruto, sin embargo podemos clasificar el mismo de acuerdo a su uso: Crudo, cocido, rallado o líquido.

El coco crudo

Es quizás una de las maneras más comunes de aprovecharlo, se trata de que al momento de picarlo lo podemos consumir, aunque no es tan sencillo, porque una vez que hemos logrado abrir el coco esta pulpa está prácticamente adherida   a una cáscara marrón, para lo cual es recomendable utilizar  la punta del cuchillo para ir retirándola y colocarla en un envase aparte. Si se tiene a la mano un cuchillo de mantequilla se notará que con este  es más rápido y práctico realizar esta acción. Algunos prefieren retirar la cascara del coco con un pelador de vegetales, mientras otros consideran que esta pequeña fibra marrón tiene un sabor muy agradable además de ser crujiente.

En algunas partes se consume el coco crudo no solamente para aprovechar sus propiedades sino para percibir su exquisito sabor, el cual se convierte en una merienda bien agradable, además de provocar una sensación de saciedad, lo que puede contribuir notablemente al momento de realizar  una dieta.

El coco cocido

Para poder llegar a este punto, primero debemos tener el coco crudo en nuestras manos, pelado y listo para cocinar. En muchas partes del mundo este rico fruto da contenido a platos y postres típicos, teniendo la virtud de que puede ser usado en preparaciones  saladas y dulces. Lo podemos conseguir en sopas, cremas, platos principales y en una gran variedad de postres, incluidos los ya famosos helados de coco.

El coco rallado

De igual manera debemos tener el coco crudo en nuestras manos y utilizar un rallador de queso para procesarlo y convertirlo en coco rallado,  el cual lo podemos almacenar para su consumo solamente por dos días, tiempo después es necesario deshacerse del mismo. Para poder almacenarlo por más tiempo se requiere un proceso de deshidratación.

Uso del coco rallado

Su uso es bastante variado sobre todo es utilizado en la realización de galletas, algunos cereales y pasteles, los amantes de la comida tailandesa les encanta colocarlo en sus ensaladas y además esta presentación es la que le da consistencia y textura al curry.

El coco líquido

Debemos estar alerta porque a veces el coco a pesar de estar seco contiene mucha  agua, todo depende del tipo que nos haya tocado, para lo cual es importante una vez que este pelado,  abrir un hueco con la punta de un cuchillo o destornillador, para luego escurrir su contenido en un vaso o una taza.

Este líquido  es conocido como agua de coco,  que tiene unas propiedades increíbles de hidratación y restauración de defensas inmunológicas en el ser humano. Cuando el mismo es combinado con parte de la pulpa, se forma algo que se denomina leche de coco la  cual es  un excelente sustituto de la leche animal,  para aquellas personas que son veganas o vegetarianas.

Calorías del coco

El Contenido calórico del coco es alto, pues dentro de su tabla nutricional se observan 351 calorías por cada 100 gr de este fruto, en tal sentido es considerada una de las frutas que más engorda, por lo cual debe ser muy bien controlado a la hora de realizar un programa dietético, aunque a su favor debemos afirmar que es uno de los que aporta gran cantidad de fibra al organismo, 10,5 gr por cada 100.

Grasas del coco

El coco presenta unos 36 gr de grasa por cada 100 gr, por lo que su consumo debe realizarse con moderación, es tan concentrada  su grasa que supera a  la de la mantequilla o la que contiene la manteca de cerdo.  Saquemos cuenta   que una simple cucharada de aceite de coco nos proporcionan unos 13 gr de grasa saturada, mientras la misma cucharada de aceite de oliva nos proporciona 2,1 gr. Aunque según algunos expertos se trata de una grasa saturada que es mucho más saludable y realmente no concede tantos efectos negativos, de hecho se habla que es netamente saludable y al final ayuda a reducir tanto los triglicéridos altos como el colesterol.

El aceite de coco

Este es un aceite vegetal que se obtiene del propio coco, al realizar el prensado de la pulpa. Este aceite es comestible y algunos estudios demuestran que su consumo con una dieta balanceada reduce la grasa abdominal y beneficia cualquier proceso para perder peso.

 Otra de las grandes   virtudes que  hacen resaltar a este aceite entre sus consumidores,  es que se  convierte en un excelente cosmético natural,  que tiene muchos usos y beneficios:

  • Para la piel.

Para muchas personas pasa hacer uno de los mejores hidratantes, gracias a sus propiedades antimicrobianas y también las antibióticas, los cuales tienen una función de proteger de los rayos UV  a la piel, ayudando a retrasar la aparición de las arrugas y por supuesto evitando las manchas.

  • Para el Cabello.

Ayuda a reparar y revitalizar el cabello gracias a un efecto que produce sus nutrientes que actúan con profundidad, además de ser un tratante natural para combatir y curar la caspa.

  • Para la dieta.

El consumo del aceite de coco te puede ayudar a reducir el apetito, lo cual se justifica  porque son metabolizados los  ácidos grasos que  contiene.

¿Para que es bueno el comer el coco?

A pesar de lo dicho sobre las grasas,  calorías y el cuidado que se debe tener obligando a consumirlo moderadamente, el coco tiene otros beneficios que detallamos  a continuación:

Prevenir la Fatiga y mantener un cerebro saludable

Además de tener una cantidad significativa de minerales importantes el coco contiene electrolitos, lo cual ayuda a prevenir enfermedades del corazón, calambres y agotamiento. Es importante también saber que el coco proporciona triglicéridos de cadenas los cuales le llevan una  energía adicional y vital para las funciones del cerebro.

Ideal para los deportistas

Para algunos es parte de la dieta que deben tener los deportistas durante su entrenamiento y luego de cualquier competencia, sobre todo por ayudar a contrarrestar la deshidratación, además de que algunos estudios demuestran que este fruto interviene en la regulación de la tonicidad de los músculos.

Un remedio casero

Según algunos especialistas el coco ayuda a regular la digestión, logrando aliviar los vómitos y gases, promoviendo la regularidad intestinal, por otro lado ayuda notablemente a preservar la piel, manteniéndola hidratada y por supuesto suave.

Recomiendan su uso en las mujeres embarazadas porque les ayuda a tener fortalecido el sistema inmunológico, logrando permanentemente el refuerzo de las defensas del feto y  por sus propiedades isotónicas ayuda a reponer líquidos, logrando evitar la hinchazón.

Adicional a todo lo que expuesto el coco es aprovechable hasta para realizar manualidades, alrededor del mundo podemos ver como usan y procesan  su caparazón para construir ceniceros, porta velas, macetas, entre otros.

En definitiva el coco es algo más que una fruta tropical, es un alimento sano que tiene una infinidad de beneficios para nuestro cuerpo, no obstante debemos tener cuidado con su consumo porque el exceso a veces puede traer otro tipo de implicaciones.

Más información sobre el coco

Imágenes de coco

propiedades-coco
aceite-coco
arbol-coco
agua-coco
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…